Sobre nosotros

hoteles en israel
 

Un poco sobre Haifa:

hoteles en israel
 

  • Las mejores playas equipadas y gratuitas de Israel.
  • El clima es suave que encanta a todo el mundo. En Haifa el verano no es tan sofocante ni caloroso como en Tel-Aviv, Bat-Iame o Netania. Y el invierno no es tan frío como en Jerusalem.
  • Su ubicación es estratégica. Los santuarios cristianos como Kapernaum, Nazareth, Mar de Galilea y el lugar del bautismo de Cristo se encuentran a 40-50 minutos de viaje desde Haifa. Mientras que Keisaria se encuentra a 20 minutos
  • La naturaleza es rica de bosques de hongos comestibles, ríos y cataratas. Paisajes admirables que no se encuentran en el centro del país.
  • Los precios de los vestidos, productos comestibles y en los restaurantes son considerablemente más bajos que en otras ciudades del país tales como Jerusalem y Tel-Aviv.
  • Precisamente en Haifa se encuentra la gruta del Ilia El Profeta visitada por turistas de todo el mundo.
  • Haifa es el centro de la religión monoteísta Bahai. Su símbolo más conocido es el Templo de Bahai rodeado de jardines maravillosos.
  • En Haifa se encuentran un antiquísimo metropolitano de “montaña”, un teleférico y un maravilloso parque zoológico.
  • Sólo en Haifa y Eylat los buses circulan los días sábados.

Un poco sobre nuestra Casona

hoteles en israel
 
Nuestra casona es una de los pocas construidas en tiempos remotos (1869), donde Usted podrá gozar de inolvidables días de descanso en Haifa. Nuevamente respirar la atmósfera de mediados del siglo XIX, subir por los peldaños de una antiquísima escalera de madera; abrir antiquísimos postigos y sentir el espiritu del tiempo de cambios revolucionarios de la vida de Haifa. En verdad precisamente los Templarios fueron los descubridores de muchos campos que deteminaron el desarrollo de la ciudad.
Cada piedra y cada pieza de la casona respira historia. Por esto muchos turistas se hospedan en nuestra casona y toman fotografías por horas de sus diversos fragmentos. Pueden ser estos los postigos de madera con pestillos tallados, el número de la casona, la tablilla de mármol donde se indica la fecha de construcción de la casona, sobre que la misma es un monumento protegido por el Estado. La atención de muchos turistas es atraida por un mecanismo metálico para limpiar las botas del barro (que había en demasía en los tiempos de los Templarios).

A propósito los pestillos de los postigos son muy originales: en uno de sus lados esta representado un busto femenino, y en el otro – uno masculino. Dicen que en tiempos antaños los volteaban al lado necesario según quién se hospedaba en una u otra habitación.

Al renovar nuestra casona en moderna y cómoda hemos conservado sus momentos históricos significativos. Se ha conservado lo de aquellos tiempos, por ejemplo, el sistema de calefacción que funciona bajo el principio de circulación de aire caliente que sale de la estufa y penetra a través de ranuras especiales a todos los ambientes de la casona. Ahora la estufa descansa pues se la reemplazado con métodos modernos de mantenimiento del microclima dentro de los ambientes, precisamente por condicionadores que funcionan bajo el principio de calentamiento y enfriamiento.

La casona se encuentra a tan sólo 3-10 minutos de caminata del Puerto internacional, de la Estación central de tren, de los Jardines de Bahai, del mar, del Sepulcro de Ilia El Profeta, del centro comercial City Center y del Mercado Árabe surtido de abundantes variedades de frutas exóticas, especias y dulces a precios ínfimos. Además el bus, cuya parada se encuentra junto a nuestra casona, permite acceder rápidamente a playas equipadas consideradas como las mejores de las riveras del Mediterraneo, al Parque zoológico, al Hospital Rambam y Elisha, al Funicular, al Monasterio de los Carmelitas y a otros interesantes lugares tan sólo en 5-10 minutos.

Un poco de Historia

hoteles en israel
 
Gracias a que los Templarios alemanes encontraron en la ubicación de la ciudad de Haifa un gran potencial, ellos establecieron aquí sus primeras colonias en el territorio de Isreal. En aquellos tiempos su pequeña aldea o colonia alemana (como hasta ahora la denominan) estaba compuesta de casas pequeñas con cobertura de tejas, distribuidas a ambos lados de una calle ancha, ahora denominada Ben Gurion, y detrás de las cuales se situaron las huertos, jardines y diversos talleres de artesanos.

Ahora muchos turistas se admiran del milagro europeo creado por los Templarios. Y algunas de estas casonas verdaderamente son monumentos arquitectónicos de Israel protegidos por el Estado. Precisamente por eso la “Colonia alemana” en Haifa se convertió en el lugar central de peregrinaje de turistas de todo el mundo.

Especialmente atrae la calle principal Ben Gurión, porque precisamente allí se concentran muchas tiendas, pubs, cafés y pequeños restauranes para satisfacer todos los gustos. Cocina árabe, mediterranea, japonesa, francesa y china son solamente parte de una lista mayor que se puede saborear en los restaurantes cercanos.

Un poco sobre los Bahais

hoteles en israel
 
En el logro de la belleza que actualmente posee la calle Ben Gurión contribuyeron indudablemente los bahai – seguidores de la religión Bahai – una de las religiones meditativas del mundo.

Hasta el 2001 los turistas podián visitar el lugar de inhumación de uno de los fundadores de la religión Bahai, quien se llamaba Bab, que se encuentra en el Templo de cúpula dorada y admirar sus bellísimos jardines de su alrededor. (Ahora este jardin se ha conservado en el nivel intermedio de los Jardines de Bahai actuales).

En el 2000 la alcaldía de Haifa a pedido y participación directa de los bahais fue iniciada la realización de un gradioso proyecto – construcción de una escalera amplia que desciende de las alturas de la montaña Karmel hasta su pie pasando por el Templo de Bahai. La escalera consta de 18 segmentos divididos por galerias, piletas, palmas y flores de maravillosos colores. Esta escalera esta embellecida con diferentes esculturas y ornamentos.

Al bajar del Templo de Bahai hasta el pie de la montaña Karmel se llega a la calle Ben Gurión. En los años de la construcción de los Jardines de Bahai la calle Ben Gurión ha sido totalmente restaurada y se convertió en la prolongación de la escalera que desciende del templo hasta llegar al mar mismo.

Por las noches cuando el sol se oculta tras el horizonte y los pequeños restaurantes de la “Colonia alemana” uno tras otro encienden sus luces los Jardines de Bahai resplandecen en diversos colores. Este espectáculo luminoso – show que fluye por los peldaños de los jardines – puede estar observándolo por horas tomando té en la buhardilla de la Sala de nuestra casona.

hoteles en israel
 

0